lunes, 5 de diciembre de 2016

QUEENSTOWN TO GISBORNE

Diego / Cris / Rach <3

 Empacamos, tiramos la maleta al auto, los instrumentos, las infaltables paletas de playa, carpa, comida y partimos la aventura de cruzar Nueva Zelanda de sur a norte. El primer tramo fueron aproximadamente 15 horas manejando desde Queenstown a Picton, el camino estaba en pésimas condiciones por el terremoto que azotó a Christchurch y Kaikoura, por el cual la carretera principal de la costa noreste estaba cerrada y solo nos quedaba tomar el camino de la west coast (muchas montañas antes de llegar a la costa) o tomar el centro de la isla, camino más bien desconocido para los extranjeros en este país.
 El viaje fue lindo pero cansador hasta el fin de la south island. Y con mapa de papel en mano como guía llegamos tipo 11 de la noche al holiday park de Picton donde tiraríamos la carpa para pasar la noche(tamy y patas nos salvaron porque nosotros no habíamos hecho reservas y ellos la hicieron por nosotros desde Queenstown, gracias por eso <3).

Al día siguiente nos llevamos la hermosa sorpresa de que a las 5:30am ya había sol así que tomamos nuestras cosas y partimos al ferry que nos cruzaría de una isla a otra con nuestro vehículo, 3 horas sobre el barco para llegar al siempre vientoso Wellington y sin descansar decidimos partir de inmediato en dirección a la Poverty Bay.
 8 Horas más al volante antes de llegar a Gisborne, una linda pequeña ciudad en la isla norte en el rincón más este de Nueva Zealanda donde nos encontraríamos con la persona que nos motivó a hacer este tremendo viaje.

Gisborne es muy parecido a la ciudad de La Serena, Chile (de donde somos nosotros) es como tener nuestra ciudad en un espejo y ver todo al revés (ya que está en la otra costa). Gisborne es el primer lugar del mundo en ver la luz del sol, por lo que tuvimos la oportunidad de ver el sol salir tipo 4:30am desde el mar y verlo desaparecer a las 10 de la noche entre las verdes montañas de la zona.
 Nuestro aventurero amigo haciendo vida en Gisborne es Diego y al igual que Cris es de La Serena, incluso del mismo barrio (alto peñuelas) una vez allá nos dimos cuenta que el tiempo no había pasado, y como si nos hubiésemos visto ayer compartimos risas, historias y disfrutamos de las bondades de la zona, además Diego está aprendiendo a tocar el bajo y nos invitó a ver un ensayo de su banda EN LA CUAL TOCAN SOLO MÚSICOS CHILENOS y tuvimos el placer de escucharlos, conversar con cada uno de ellos y conocer sus historias en la isla, hace mucho tiempo que no nos sentíamos tan como en casa.
 Recorrimos la East Cape, una preciosa costa poco explotada por el turismo aun, hermosos paisajes con animales salvajes y mucha cultura Maori. (en la ciudad donde nosotros vivimos al sur casi no hay Maoris, de hecho también hay muy pocos Kiwis, los pocos que hay son millonarios y el resto somos todos inmigrantes de diferentes lugares del planeta)



La ante penúltima noche en Gisborne los land lord de Diego (los papis Kiwis) nos invitaron a compartir unas botellas de vino tinto y conversar de la vida junto con diego y 2 amigas Argentinas muy buena onda, fue una linda noche con muchas risas, historias y gatitos hermosos que viven en la casa donde vive nuestro amigo, fueron 2 semanas mágicas que nos dejaron con gusto a poco, pensamos en regresar al norte y quedarnos por allá, nos lleno de energía el ver sudamericanos compartiendo en todo momento entre ellos, haciendo música juntos, y siendo parte de la comunidad local.

Gracias por todos los hermosos momentos compartidos, volveremos para quedarnos!
Ubicación: Gisborne, Nueva Zelanda